viernes, 21 de marzo de 2014

La primer experiencia nevilizando

Hace poco mas de un año no tenia un empleo fijo, quería aumentar mis ingresos y no llegaba a mí la manera de cómo hacerlo. Había leído libros, asistido a cursos, seminarios, había visto películas ( la de el secreto más de una decena de veces). También había escuchado un audio que hablaba de Neville Goddard y la manera de como usar la imaginación para hacer realidad lo imaginado. La cosa es que después de escucharlo una decena de veces ( si, también este audio), una fuerza extraña se apodero de mi, que me hizo poner en practica, casi de inmediato, aquella técnica llamada Nevilizar, explicada por Joe Vitale.

Paralelamente a las decenas de veces que veía películas y escuchado audios, una amiga me llamo para trabajar. Pasaron más de 3 meses y la contratación no se concretaba, hasta que llego el día que decidí de una vez por todas practicar la técnica de Neville "asume la sensación del sueño realizado". Esta afirmación ha cambiado por completo mi vida y la de algunas personas que ni saben, todavía, que las he ayudado, usando esta técnica.

La decisión ya estaba tomada, así que para la mañana del día siguiente me presentaría a trabajar (aclaro que todavía no me llamaban para contratarme), me bañe, me vestí usando un traje negro (de mis favoritos), no recuerdo el color de la corbata pero si el de los zapatos, negros y un poco opacos, así que pase a que me los bolearan, tome el metro (el tren subterraneo), mi destino eran las instalaciones de aquel empleo del que habían llamado hace un poco mas de 3 meses. Es preciso mencionarles que durante todo el tiempo, desde que me vestía hasta que llegue a la puerta del empleo, siempre estuve dando las gracias desde lo mas profundo de mi ser. Daba las gracias porque ya había sido contratado, daba las gracias por el traje que llevaba puesto, por el medio de transporte que ayudo a que llegara a esa puerta. Todo es tiempo me repetía mentalmente "gracias, gracias por este empleo tan maravilloso".

Cuando llegue a la puerta, me detuve a un costado de ella, eran unas barras metálicas de color vino, como de dos metros de altura, había un espacio entra cada una de ellas que daba la oportunidad de ver al interior de esas instalaciones. Desde donde yo estaba, se alcanzaban a ver unas escaleras que se dirigían hacia uno de los tantos edificios que había adentro. Desde ahí, con la mirada fija en las escaleras y el corazón latiendo a todo lo que daba, comencé a invocar una de las técnicas mas poderosas que he conocido para hacer realidad mis sueños. Estaba asumiendo la sensación de subir esas escaleras. Me decía a mi mismo "qué sentirías en este momento si cruzaras esta puerta, subieras esas escaleras para dirigirte a éste, tu nuevo empleo, cómo seria mi sentir cuando este subiendo esas escaleras y me de media vuelta para ver el lugar donde algún día yo estuve parado visualizando, nevilizando éste, mi deseo hecho realidad". Cuando me di cuenta tenia ganas de llorar, era un sentimiento muy emotivo. Para mi sorpresa ya habían pasado varios minutos, me había perdido por completo en ese estado emocional que yo estaba creando. Mi futuro lo hice presente en ese momento.
 
Habrá quien diga que eso ya estaba destinado para mi o que fue un golpe de suerte. Yo les digo que pocos sabemos que la suerte es creada, que es mi estado de animo lo que crea mi suerte, no es la suerte la que crea mi estado de ánimo.
 
Obtener este empleo usando la técnica de Nevilizar ha sido de las mejores cosas que me han sucedido. Asumir la sensación del sueño hecho realidad es traer el futuro al presente atraves de la imaginación, y agregarle sentimiento a esa escena imaginaria. Funciona, lo digo por experiencia propia.
 
Bendito día.
Publicar un comentario